La Luz del surf rock

La Luz es una banda de niñas que roquean chido, las morras están chidas y se ven buena onda

Por in , , , ,
0 0 0 Sin comentarios

Weirdo Shrine (2015) terminó por corromper una tarde lluviosa aburrida de trabajo para volverla menos “gorrosa”, las bandas de chicas siempre me han llamado la atención

En mi juventud en éxtasis universitaria terminé por toparme con The Runaways, luego me fui tropezando con Heart (la chica del cabello oscuro era el amor platónico de mi abuelo en los 80, mi papá tenía un poster pegado en su recamara del dúo de chicas roqueras), siempre aparecían en recopilaciones de canciones de esa época de CD’s que podía encontrar amontonados en algún supermercado ya extinto de Monterrey.

En esa época casi no escuchaba bandas de chicas, compraba revistas y escuchaba lo que me apetecía en Myspace, claro que mi cabeza razonaba que no todas las bandas de morras eran como Hole, sabía que había bandas de chicas que estaban escondidas en el garage y que merecían ser escuchadas.

Weirdo Shrine (2015) terminó por corromper una tarde lluviosa aburrida de trabajo para volverla menos “gorrosa”, las bandas de chicas siempre me han llamado la atención, pero ellas en específico porque viven la música y transmiten el ritmo con gran soltura que hasta parecen estilizadas, como si ensayaran la manera de moverse en el escenario.

Luz
A pesar de tener un nombre por una iglesia llamada “La Luz del mundo” no tienen nada de religiosidad. Foto: La Luz

La Luz es una banda de niñas que roquean chido, las morras están chidas y se ven buena onda. La Luz nació después de una experiencia cercana a la muerte, debido a que sus singulares integrantes tuvieran un contacto con el fin y grabaran su disco en una fábrica de tablas de surf (eso dicen) y a eso suenan a Surf rock con vocecillas de adolescentes asustadas fanáticas de Charles Burns.

Aunque tienen un look vintage un tanto llamativo, (si tocan bien) no como otras bandas de niñas bonitas prefabricadas que me ha tocado ver en escenarios diversos, y no me transmiten nada, como actriz de telenovelas. Después de escuchar Weirdo Shrine y me entró la curiosidad de seguir escuchando de ellas.

Son originarias de Seattle, tienen dos EP y han grabado dos álbumes completos. Pero me parece que todos sus trabajos anteriores suenan igual. De su primer sencillo “Brainwash” lo que más me gusta es la guitarra y el estilo de la guitarrista es tan fresco que parece que no toca mientras baila pero en realidad está tocando la guitarra. Como sea…una es una idea fresca de surf para escuchar por un rato sin causar hastió. A pesar de tener un nombre por una iglesia llamada “La Luz del mundo” no tienen nada de religiosidad.

En Weirdo Shrine, que es su segundo trabajo de estudio, está conformado por once cortes con coros repetitivos, la batería es vibrante, aunque de rato se vuelve monótona.  Shana Cleveland (guitarra y voz), Abbey Blackwell (bajo) Marian Li Pino (batería), y Alice Sandahl (teclados) están muy influenciadas por psych rock de los 60.

Founder de Colibrí Magenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *