La moda de los escritores desechables

El escritor tiene un papel fundamental en la sociedad y eso implica una gran responsabilidad

Por in , , ,
0 0 0 Sin comentarios

¿Cuándo escribes, estás consciente de quién lo va a leer?

Por Luis Antonio González Silva

Personas que escriben, hay muchas y se convierten en escritores desechables porque el peso de ser una voz pública es muy grande; escritores comprometidos con la responsabilidad de expresarse libremente, hay pocos. Sólo la experiencia te va forjando a ello.

 

Escritores en Starbucks

 

Hace unos días visité una cafetería por mi colonia, quería distraerme de algo y tomar café fuera de lo cotidiano; todo bien, café, un libro, noche… hasta que en la mesa de junto llegaron algunas personas, entre ellas una amiga, la cual al verme ahí me saludó y después de unos minutos me invitó a su mesa con los demás. Me presenté y les dije que soy poeta. Algunos tomaron mi presentación como una broma, incluso dijeron: “todos tenemos algo de músico, poeta y loco”. Sólo sonreí. Esa frase la he escuchado tantas veces al decir mi oficio.

Luego me preguntaron en qué trabajo, y les dije que soy poeta. Aquí fue donde ya no me consideraban una broma. ¿Y se vive bien de eso? Preguntaban, a lo que respondí: No se vive bien, se vive apasionadamente.

No hace falta entrar en detalles de todas las preguntas que me hicieron, diseccionando mi oficio. Al final fue una grata velada. De regreso a casa me puse a recordar todos los mensajes y comentarios que he recibido desde que decidí ser poeta; luego contacté a otros colegas, no sólo de México. Les hice el siguiente cuestionamiento: ¿Qué opina la gente que apenas te conoce y les comentas que eres escritor, que eres poeta?

Es muy importante marcar la responsabilidad que tiene un escritor. Si uno sólo escribe por moda, por sólo querer desahogarse, por alardear con amigos y conocidos, o para seducir personas; se vale, pero debe ser honesto con ello.

El escritor tiene un papel fundamental en la sociedad y eso implica una gran responsabilidad. En esa reunión de café, bien les pude decir un montón de cosas para parecer más importante o que mi oficio es algo sencillo, pero eso sería faltarle el respeto a lo que hago como también a mis colegas.

El escritor debe seguir su propio código de conducta, ser honesto con lo que escribe, ya que eso denota la calidad de sus palabras; con ello, viene la voz que viaja hacia las personas. El escritor no sólo está para momentos de alegría, de erotismo, de tristeza… también es la voz de las personas al responder ante su época. Este oficio requiere de estar consciente de la forma en cómo se dicen las cosas, porque si uno tiene la facultad de escribir libremente es porque tiene el derecho de expresarse con libertad.

He visto escritores nuevos que se jactan de su habilidad ante las letras, pero sólo la experiencia da la pauta para saber que dicha habilidad es una herramienta para abordar los temas que preocupan a las personas hoy en día; el escritor es un ser humano que vive dentro de un tiempo y espacio determinado, no imagino a un escritor desapegado de los temas sociales, políticos y económicos de su localidad, su país y el mundo; y de llegar a expresarse de uno de tantos temas, debe saber que su opinión tiene mucho peso, ¿por qué? Es lo que comentaba acerca de las personas que cambian su postura al revelarse que uno ejerce el oficio de las letras, porque el escritor tiene credibilidad en sus palabras.

Como escritor, nunca conoces a todos tus lectores; no sabes el daño, el bien, la alegría o la tristeza, etcétera, que les podemos generar con un poema o escrito.

Si quieres escribir de manera sensata y (digamos) profesional, debes ponerte las ropas de escritor, y con ello, es una enorme responsabilidad. No puedes pasar la vida gritando vituperios o vomitando estupideces con la bandera de “quiero expresarme con el lenguaje escrito”. Te pregunto, ¿cuándo escribes, estás consciente de quién lo va a leer? Da miedo pensarlo, ¿no? Pero es importante hacerlo.

No estoy diciendo de qué se debe escribir y de qué no, se debe escribir sin miedo pero tampoco quedarnos sin hacer algo por la época en que vivimos. Tampoco irnos a los extremos de querer salvar a las ballenas en Japón si no tenemos idea de todo el contexto de la situación, peor aún, preocuparse en Facebook por situaciones políticas o conflictos en otros países sin atender lo que ocurre dentro del nuestro; lo importante es ser congruente con todo lo que se escribe, se dice, se piensa y se hace. En mi caso, he tocado temas sociales enfocándome en sensibilizar, nunca en concientizar, pero es acercar la empatía en el lector con ciertos eventos; con esto, también tengo acciones sociales porque me preocupa mi época, porque al decidir ser poeta también entendí que mi voz es pública y tengo la obligación de ver más allá de “sólo expresar mi sentir” y de hacer cosas, no quedarme en las palabras.

 

Twitter / Instagram: @tonemorisato
#CazandoMusas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *