Underrated, el evento controversial del CEDIM

La habitualidad del ser en la moda y cómo los seres humanos pueden irse transformando en cuestión de lapsos ya sea cortos o largos pero que finalmente lo hacen.

Por in , , , , , , , , , , , ,
0 0 0 Sin comentarios

El Fashion Show buscó expresar la individualidad de las personas a través del outfit sin caer en los estereotipos que crea la sociedad por medio de una mezcla de textiles y detalles muy libres y minimalistas.

Por Lilith Fair

El evento dio lugar en el Fashion Drive, uno de los puntos icónicos de la moda en Monterrey con el objetivo de que fuera un sitio transitado, un sector cotidiano donde se aprecian distintos rostros y personalidades día a día sin embargo no se dejó a un lado la finalidad de la idea principal por lo cual la pasarela se realizó en un local en obra negra, muy ad hoc al estilo que querían plasmar.

Fotos: Lilith Fair

A pesar de que el lugar no era muy grande ni tampoco lo que comúnmente vemos en un evento de este tipo, la distribución estuvo muy bien proporcionada, los stands muy bien equipados y los performance muy bien elaborados. No hubo tarima, la pasarela se realizó sobre piso de concreto tal cual y fuera parte de la idea o no, les funcionó perfecto.

La colección presentada, junto con los demás elementos del evento buscó expresar la esencia única y el reflejo oculto de cada quien. Las instalaciones en la infraestructura del evento llevaron a explorar de igual manera, distintas facetas del ser. Una mezcla de elementos audiovisuales así como elementos cotidianos tales como fruta, cuchillos, luces.

Durante el evento se tuvo el honor de recibir a la diseñadora internacional Bárbara Sánchez Kane, la cual es reconocida por su sutil forma de vestir, diseñar y expresarse.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *